Sermon: Caution – Spirit at Work

spirit at work

Saturday, December 9, 2017
Iglesia Luterana Cristo Rey, El Paso, TX
First Sunday after Christmas / Primer Domingo después de la Navidad

Nuestra lectura del evangelio para hoy está llena del movimiento del Espíritu Santo. Se ve como el Espíritu ha movido a cuatro personas a venir al templo para tener un encuentro divino con Dios encarnado. Hoy, quiero ofrecer una pequeña reflexión sobre cada uno de estas personas. Y también quiero ofrecerles unas preguntas meditativas para ayudarnos a buscar el movimiento del Espíritu Santo en nuestras propias vidas.

Our gospel lesson for today is full of the movement of the Holy Spirit. We can see how the Spirit has moved these four people to come to the temple for a divine experience of the incarnate God. Today, I want to offer a brief reflection about each of these people. And I also want to offer a few questions for meditation to help us look for how the Holy Spirit might be moving in each of our own lives. Continue reading “Sermon: Caution – Spirit at Work”

Advertisements

Sermon: Clash of Empires

171209 01b

Saturday, December 9, 2017
Iglesia Luterana Cristo Rey, El Paso, TX
Fiesta de Las Posadas

María y José eran personas ordinarias, gente como nosotros. Vivían sus vidas entre su pueblo. José trabajaba como carpintero y los dos cuidaban a sus familias. Pero sus vidas fueron cambiadas drasticamente por dos eventos. Uno fue que el emperador romano, César Augusto, mandó que toda la gente fueran a los pueblos de sus ancestros para inscribirse en el censo. Esto lo hizo para poder sacar más impuestos. El otro evento, claro, fue que un ángel apareció a María y le dijo que daría a luz al Hijo de Dios. Y de repente, esta pequeña familia se encontró en medio de las acciónes de dos grandes poderes: el imperio romano y el reino de Dios.

Mary and Joseph were ordinary people, regular folks just like us. They lived their lives among their people. Joseph worked as a carpenter and both of them worked to care for their families. And then two events happened that drastically changed their lives. One event was that the Roman emperor, Caesar Augustus, ordered that all people should return to their ancestral homes in order to be registered in a census. He ordered the census so that he could wring more taxes out of the people. And, of course, the other event was that an angel appeared to Mary and told her that she would give birth to the Son of God. These events left this tiny family in turmoil, caught up in the middle of the actions of two great powers: the Roman Empire and the Kingdom of God. Continue reading “Sermon: Clash of Empires”

Sermon: Battle of Wills

Sunday, October 1, 2017
Iglesia Luterana Cristo Rey, El Paso, TX
Seventeenth Sunday after Pentecost

El texto del evangelio que nos toca hoy presenta un encuentro casi cómico entre Jesús y los líderes del templo. Ellos se acercan a Jesús para engañarle y cuestionar su autoridad. Pero en vez de ser atrapado, Jesús les hace una pregunta que los deja en pánico. San Mateo describe la escena entre bastidores de los sacerdotes y los líderes frenéticamente discutiendo entre si cómo responder a Jesús sin reconocer su autoridad ni tampoco ofender a la gente. Continue reading “Sermon: Battle of Wills”

Sermon: Summing it Up

Sunday, June 11, 2017
First Lutheran Church of Logan Square
Trinity Sunday

I was never very good at math in school – in fact, math was always my worst subject. I had hoped that after I graduated from college, I’d never have to worry about anything more than just simple math ever again. But now in seminary, I’m finding myself having to do math all over again! And the problems have gotten a little more complicated.

Today, we have a very complex math problem, and I want to see if you all can guess the right answer. Are you ready? Ok, here goes. What is 1 + 1 + 1? … In our “theological math,” our faith tells us that 1 + 1 + 1 equals 1 – that is, one God in three persons, three persons in one God. Continue reading “Sermon: Summing it Up”

Sermón: Palmas y perspectivas

Domingo de ramas / Palm Sunday
9 abril, 2017 / April 9, 2017
Mateo 21:1-11 / Matthew 21:1-11
First Lutheran Church of Lutheran Square

(I also submitted this sermon as an assignment for my preaching class, so I experimented with a different approach to writing a sermon.  I hope you enjoy it!  It also preceded an action with the Logan Square Ecumenical Alliance, supporting reforms of Chicago’s Welcoming Cities Ordinance.)


(sermon starts around 2:04)
(manuscript is below)

Continue reading “Sermón: Palmas y perspectivas”

Sermon: Truth from the Margins

Third Sunday of Lent / Tercer domingo de cuaresma
March 19, 2017 / 19 marzo, 2017
John 4:5-42 / Juan 4:5-42
First Lutheran Church of Lutheran Square

0e6ef653fa10cdcb6a77686873a70189La única cosa que le interesaba a Kenny era Bionicle – un mundo de ciencia ficción y fantasía creado por Lego, con ciborgues, robotes, y monstruos. Le conocí a Kenny durante el verano de 2006 cuando trabajaba como consejera en un campamento luterano de jóvenes. A mi me tocaba cuidar a un grupito de siete campistas: 3 niñas, 3 niños, y Kenny. Kenny era un niño muy amable. Le gustaba mucho dibujar y contar historias – mayormente sobre Bionicle – pero le costaba enfocarse en las actividades del grupo. Dentro de pocos días sus peculiaridades empezaron a molestar un poco a los demás niños, y Kenny se convirtió en un marginado.

Este cuento de la mujer samaritana, me recuerde un poco de Kenny. Como Kenny, la mujer samaritana parecía ser una marginada de su pueblo. Vino sola al pozo a sacar agua durante las horas más calientes del día. En su conversación con Cristo, revela que ha tenido cinco maridos y que ya vive con uno que no es su marido. Posiblemente era adúltera, pero no lo sabemos por seguro. Puede que fuera viuda o hasta divorciada cinco veces. Quizás le obligaron a casarse con varios hermanos de la misma familia por una práctica que se llamaba el matrimonio “levirato,” y ya se quedó sola. Sea lo que sea su historia, el hecho de que estaba sola en el pozo, conversando sobre agua viva con un hombre ajeno, probablemente indica que era un poco diferente a los demás de su pueblo.

Por lo tanto, imagino que cuando ella vino corriendo del pozo, llena de emoción, la última cosa que esperaba su pueblo era que les traía la palabra de vida de Dios. Y yo lo imagino así, porque cuando Kenny vino corriendo a nuestro grupito, lleno de emoción, yo tampoco lo esperaba. Continue reading “Sermon: Truth from the Margins”

Sermón: Renunciando el renunciar

ash_weds_cross-1“Domingo de Ceniza” / “Ash Sunday”
5 Marzo, 2017 / March 5, 2017
First Lutheran Church of Logan Square

Mateo 6:1-6, 16-21
Matthew 6:1-6, 16-21

Hoy, empezamos el tiempo de la Cuaresma por observar el Miércoles de Ceniza – o en este caso, el Domingo de Ceniza. La Cuaresma es un tiempo de arrepentimiento, en que renovamos nuestra devoción a la vida de fe. Pero para muchas personas, este tiempo se ha convertido en un tiempo de abnegación solamente. Ha vuelto a ser un tiempo de castigarnos a nosotros mismos y de sentirnos culpables por fallar en vivir vidas perfectas. Igual que los “hipócritas” en nuestro evangelio para hoy, muchos de nosotros pasamos la Cuaresma orando y ayunando – tal vez renunciamos al azúcar o chocolate o a otras cosas que nos gustan. Pero a veces puede ser fácil perder la razón *porque* hacemos estas cosas.

Tal vez ustedes no. Pero yo sé que para mi, ha sido difícil. Por muchos años, mi práctica cuaresmal ha sido renunciar algún tipo de comida. He renunciado al azúcar y al soda y carbohídratos. El año pasado, para la Cuaresma, comí sólo verduras crudas y nada más. Fue muy poco saludable. Y siendo honesta, lo que quería hacer en realidad era continuar mi resolución del Año Nuevo de bajar de peso.

Aunque intentaba convencerme a mi misma que lo hacía para Dios, la verdad es que lo hacía para mi y para quedar bien con los demás. Como los hipócritas en nuestro texto, me preocupaba más por lo que pensaban los demás que por lo que pensaba Dios. Para mi, la Cuaresma no era un tiempo de arrepentirme y volver a Dios, sino un tiempo de castigarme. Continue reading “Sermón: Renunciando el renunciar”

Sermon: Hope in the Dark

africa-baby-jesus-refugee-egyptPrimer domingo de Navidad /
First Sunday after Christmas
Domingo 1 enero, 2017 /
Sunday, January 1, 2017
Iglesia Luterana Nueva Esperanza /
New Hope Lutheran Church
Aurora, IL

Mateo 2:13-23 / Matthew 2:13-23

Merry Christmas! Today’s gospel reading seems a little jarring and out of place on the first Sunday of this joyous season of Christmas. After our celebration of angelic hosts and jubilant shepherds, this passage from Matthew feels like a rude awakening. It’s like Joseph, being woken up in the middle of the night by the angel of the Lord – “Get up! Get up, Joseph, and flee for your lives!”

When I first read this text, I immediately thought of the millions of refugee children out in the world right now. Some of them, like Jesus and his family, have been able to flee their countries, and then struggled to find a welcome in other, safer places. But many others are like the young children slaughtered by King Herod – victims of violence and poverty.Al-Azraq Refugee Camp Marks A year Of Housing Syrian Refugees

This text is a stark reminder that, no matter how bright and shining our Christmas celebration may be, the world is still full of darkness and tragedy. Civil war still rages on in places like Syria and South Sudan. Gang violence and corruption drive people north from Central America and Mexico, seeking safety. And even here, where we are relatively sheltered, homelessness and economic inequality abound, and disease, addiction, and death destroy the people we love. Continue reading “Sermon: Hope in the Dark”

Sermon: Signs of the Kingdom

john_the_baptist_in_prison_350Third Sunday of Advent /
Tercer Domingo de Adviento
December 11, 2016 /
11 de diciembre, 2016
First Lutheran Church of Logan Square

Matthew 11:2-11 / Mateo 11:2-11

In our Gospel reading for today, John asks Jesus a question that I find really surprising: “Are you the guy we’ve been waiting for, or should we keep waiting for someone else?” I mean, this is John. The. Baptist. If anyone knows who Jesus really is, shouldn’t it be this guy? You’d think that seeing the heavens cracked open and a dove descending on Jesus and then hearing the voice of God when he baptized Jesus would be pretty convincing proof that Jesus is the Messiah.

But John had hit some really hard times. I mean really hard. After a wildly successful prophetic career, he made the wrong people angry and wound up in prison. And prison in the days of the Roman Empire wasn’t quite like prison is now. Most Roman prison sentences ended one of two ways: with exile, or with execution.

Last week, we heard John’s fiery preaching from the banks of the Jordan; he declared that one was coming who would baptize with the Holy Spirit and with fire! This one would separate the wheat from the chaff and take an axe to the trees that no longer produced fruit! John was waiting for a powerful savior who would liberate his oppressed people. But when Jesus started his ministry, it wasn’t what John expected. There was no fire, no axes. There wasn’t even any wheat, except for the bread that Jesus kept breaking and sharing with everyone.

And so John wondered – “Has my whole ministry been in vain? Did I devote my life to the wrong thing?” Continue reading “Sermon: Signs of the Kingdom”

Grandes promesas: un sermón para el Día de los Santos Muertos de la Reforma-Halloween

 

img_5634
El altar para el Día de los Muertos en la iglesia luterana Nueva Esperanza

Domingo de Todos los Santos
(Según la predicadora)

Domingo de la Reformación
(Según el director de música)

Domingo 24 después de Pentecostés
(Según la secretaria/liturgista)

Domingo, 30 de octubre, 2016
(Según todos)

Iglesia Luterana Nueva Esperanza, Aurora, IL

Daniel 7:1-3, 15-18
Salmo 149
Efesios 1:11-23
Lucas 6:20-31

.

Las dos semanas que vienen están llenas de días muy importantes y emocionantes. Mañana, la iglesia Luterana celebrará el aniversario de la Reformación, en que Martín Lutero reformó la iglesia Catolica y creó la iglesia Luterana. El día siguiente, la iglesia global celebrará el Día de Todos los Santos, como observamos hoy, y el día después de eso, claro, celebraremos el Día de los Muertos. Además, en la semana que viene, habrá una elección histórica en la cual se decidirá quienes serán los líderes del país por los cuatro años que vienen. ¡Hay muchas cosas!

Pero hoy, me gustaría empezar mis reflecciónes con el día que tal vez menos esperaban: Halloween Continue reading “Grandes promesas: un sermón para el Día de los Santos Muertos de la Reforma-Halloween”

Sermón: ¿Encontrará fe?

Domingo, 23 Octubre, 2016
Iglesia Luterana Nueva Esperanza, Aurora, ILthe-pharisee-and-the-tax-collector

Lucas 18:9-14
A algunos que, confiando en sí mismos, se creían justos y que despreciaban a los demás, Jesús les contó esta parábola: “Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseo, y el otro, recaudador de impuestos. El fariseo se puso a orar consigo mismo: ‘Oh Dios, te doy gracias porque no soy como otros hombres —ladrones, malhechores, adúlteros— ni mucho menos como ese recaudador de impuestos. Ayuno dos veces a la semana y doy la décima parte de todo lo que recibo.’ En cambio, el recaudador de impuestos, que se había quedado a cierta distancia, ni siquiera se atrevía a alzar la vista al cielo, sino que se golpeaba el pecho y decía: ‘¡Oh Dios, ten compasión de mí, que soy pecador!’ Les digo que éste, y no aquél, volvió a su casa justificado ante Dios. Pues todo el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”

La lectura del evangelio para esta semana casi parece un chiste – un fariseo y un cobrador de impuestos entran en un bar… digo, un templo. Y es chistoso porque resulta que el fariseo es el que no se justifica, jajaja! Bueno, para nosotros, no es tan chistoso. Ya estamos acostumbrados a ver a los fariseos como hipócritas y a los cobradores de impuestos como pecadores arrepentidos. Pero en sus tiempos, los fariseos eran líderes respetados, conocidos por su sabiduría y su generosidad. Al contrario, los cobradores de impuestos – llamados “publicanos” – defraudaron a la comunidad para el benificio del imperio romano. Por lo tanto, el final de este cuento fue un giro inesperado para los oyentes originales de Cristo. Pero en nuestros tiempos, entendemos mejor este cuento y damos gracias nosotros que no somos como el fariseo, ¿verdad?

Ja! Y ahí está el chiste. Porque cada vez que leemos este cuento, pensamos entre nos, “Wow, gracias a Dios, que no soy como aquel fariseo!” Lamentablamente, parecemos todos al fariseo en nuestra tendencia a criticar y juzgar a los demás.

modern-phar-tcEs muy fácil caer en esta trampa, y Cristo se lo sabe. Por eso cuenta esta parábola. Casi parece una característica inevitable de ser humano: siempre queremos clasificar a los demás por grupos de “nosotros” y “ellos”; queremos decidir quien es acceptable y quien no. Durante esta elección – que, gracias a Dios, ya va a terminar en pocas semanas – hemos visto claramente las profundas divisiónes que existen en este país. Esa división también existe en nuestras iglesias, entre denominaciónes diferentes, y aún entre nuestras propias congregaciónes. En nuestras iglesias, nos quejamos de “aquellas personas que dan poco dinero” o “aquellas personas que no cuidan al santuario” o “aquellas personas que se comportan de una manera muy poca cristiana fuera de la iglesia” o “aquellas personas que casi nunca asisten a la misa.” Trazamos líneas entre nosotros, los buenos, y los demás casi sin pensarlo. Pero como Cristo demuestra en su cuento, el problema de hacer eso es que Dios casi siempre se queda al otro lado de la línea. Continue reading “Sermón: ¿Encontrará fe?”

Sermón: Paisajismo extremo y el deber divino

Domingo, 2 de Octubre, 2016
Iglesia Luterana San Andrés, West Chicago

cropped-screen-shot-2013-02-27-at-4-44-57-pm2

Lucas 17:5-10

Entonces los apóstoles le dijeron al Señor: “¡Aumenta nuestra fe!”

“Si ustedes tienen una fe tan pequeña como un grano de mostaza,” les respondió el Señor,” podrían decirle a este árbol: ‘Desarráigate y plántate en el mar,’ y les obedecería.

“Supongamos que uno de ustedes tiene un esclavo que ha estado arando el campo o cuidando las ovejas. Cuando el esclavo regresa del campo, ¿acaso se le dice: ‘Ven en seguida a sentarte a la mesa’?  ¿No se le diría más bien: “Prepárame la comida y cámbiate de ropa para atenderme mientras yo ceno; después tú podrás cenar”?  ¿Acaso se le darían las gracias al esclavo por haber hecho lo que se le mandó?  Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les ha mandado, deben decir: “Somos esclavos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber.”

Hay un par de textos muy raros en nuestro evangelio para el día de hoy. El primero contiene un dicho muy conocido de Cristo – de tener una fe tan pequeña como un grano de mostaza – pero luego, Cristo lo sigue con una parábola bien rara que se trata de la esclavitud. De hecho, toda esta sección del evangelio de Lucas – desde el primer versículo del capítulo 17 hasta el décimo – parece un poco rara. Es como si Lucas se quedara con todos estos dichos de Cristo y no sabía que hacer con ellos, y entonces los puso todos juntos aquí en este capítulo y dijo “perfecto.” Nuestra lectura para hoy empieza en el quinto versículo, pero antes que eso, Jesús habla de todavía otros temas, de la importancia del perdón y de apoyarnos unos a otros en la fe en vez de hacer que los demás se tropiezen. Continue reading “Sermón: Paisajismo extremo y el deber divino”

Sermon: Minding the Gap

6a00d83451dccb69e200e54f7a24618834-800wiDomingo, 25 de Septiembre, 2016
Sunday, September 25, 2016
First Lutheran Church of Logan Square

Lucas 16:19-31: Lázaro y el rico
Luke 16:19-31: Lazarus and the rich man

Leí una historia muy bella en las noticias esta semana. Un niño de 6 años que se llama Alex escribió una carta a Presidente Obama, pidiéndole que buscara el niño sirio que vió en las noticias, para que viniera a Nueva York a ser su hermano.

screen-shot-2016-10-03-at-12-42-16-amI read a really beautiful story in the news this week. A six-year-old boy from New York named Alex wrote a letter to President Obama, asking him if the little Syrian boy he saw on the news could come be his brother and become part of his family.

El niño sirio se llamaba Omran Daqueesh; me imagino que muchos de ustedes han visto las fotos y video de él. Sobrevivió un bombardeo en Alepo, y su imagen ha vuelto a representar el sufrimiento en Siria.

gettyimages-591717242_custom-1a8d26cd3bddd5b0167e441ab8c156e2e0688413-s800-c85The Syrian boy’s name was Omran Daqueesh, and many of you have probably seen the photos and video of him – he survived an airstrike in Aleppo, and his image has become the face of the suffering in Syria.

En el video, se ve a Omran en una ambulancia, cubierto de polvo y sangre, con sus piececitos descalzos en la orilla de la silla, mientras se oye los gritos de los demás intentando rescatar a otras personas de los escombros.

In the video, Omran stares out of the back of an ambulance, covered in dust and blood, his tiny bare feet dangling just over the edge of the seat, while in the darkness around him, people are shouting to one another in Arabic as they scramble to rescue other people from the piles of rubble.

El video en que Alex lee su carta es muy diferente. Está sentado en la mesa, limpio y bien vestido, en una casa tranquila, llena de libros, jugetes, y fotos de familia. Su existencia está miles de millas lejos de la de Omran, y tan diferente como se pueda imaginar.

The video that shows Alex reading his letter is strikingly different. In it, he sits at a table, clean and neatly dressed, in a nice house that is quiet and filled with books, toys, and photos of family. His life is thousands of miles removed from Omran’s, and about as different from it as you could possibly get.

Por lo tanto, la reacción de Alex fue increíble cuando vió ese video. Cuando vió a un niño sangriento y sucio sentado en una ambulancia, no sintió ni miedo ni disgusto. Sintió amor.

That’s what makes it amazing that, when Alex saw footage of the bombed-out neighborhood in Aleppo, when he saw this dirty, bloodied boy being placed in the back of an ambulance, he didn’t feel fear or disgust. He felt love. Continue reading “Sermon: Minding the Gap”

Sermón: Practicar la alegría

Sábado/Domingo, 10/11 Septiembre, 2016
Iglesia Luterana San Andrés, West Chicago

prodigal-son

Lucas 15:1-10
Muchos recaudadores de impuestos y pecadores se acercaban a Jesús para oírlo, de modo que los fariseos y los maestros de la ley se pusieron a murmurar, “Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos.”

Él entonces les contó esta parábola: “Supongamos que uno de ustedes tiene cien ovejas y pierde una de ellas. ¿No deja las noventa y nueve en el campo, y va en busca de la oveja perdida hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, lleno de alegría la carga en los hombros y vuelve a la casa. Al llegar, reúne a sus amigos y vecinos, y les dice, ‘Alégrense conmigo; ya encontré la oveja que se me había perdido.’ Les digo que así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse.

“O supongamos que una mujer tiene diez monedas de plata y pierde una. ¿No enciende una lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, y les dice, ‘Alégrense conmigo; ya encontré la moneda que se me había perdido.’ Les digo que así mismo se alegra Dios con sus ángeles por un pecador que se arrepiente.

Buenos días! Es una gran placer estar de nuevo con ustedes aquí en San Andrés. Después de pasar tantos meses afuera de esta congregación, me parece muy apropiado que nuestro evangelio para hoy se trata de una oveja perdida!

Hoy, me gustaría hacer algo un poco diferente, si me lo permiten. Me imagino que notaron que en esta lectura, hay mucha celebración! Entonces, lo que quiero que hagan es que cada vez que diga algo de “alegría” o de alguien “alegrarse,” quiero que ustedes mismos se alegren! Vamos a practicarlo ahorita. “Alegrénse!” Muy bien.

Cristo cuenta dos parábolas en nuestro evangelio para hoy – de una oveja perdida y una moneda de plata perdida. De hecho, este capítulo de Lucas tiene tres parábolas de Cristo que tienen temas comunes. La tercera parábola es una que muchos conocen: la del hijo perdido, el que desperdicia su herencia y luego está perdonado por su padre.

Quiero hablar de estas tres parábolas juntas, aunque no nos toca la tercera. Las tres se tratan de cosas o personas perdidas que luego están encontradas. Al final de cada parábola hay mucha alegría! Cuando el pastor encuentra a su oveja y la mujer su moneda, los dos invitan a todos sus amigos y vecinos a celebrar con ellos. Y el padre del hijo perdido está tan emocionado que ha vuelto su hijo que casi ni lo deja hablar. Continue reading “Sermón: Practicar la alegría”

Sermon: Costly Journeys

Sunday, September 4, 2016 / Domingo, 4 Septiembre, 2016
First Lutheran Church of Logan Square

Luke 14:25-33 / Lucas 14:25-33

walk-2021_1920

Classes are starting up again this week at my seminary, LSTC. And to get ready, I’ve been busy calculating loans and scholarships and the cost of another year in school. It’s a lot to consider.

Estoy por empezar mi tercer año de clases en mi seminario, la Escuela Luterana de Teología en Chicago. Para prepararme, he calculado prestamos y becas y el costo de tomar otro año de clases.

Before I first came to Chicago, I had to sit down – like the man wanting to build a tower in today’s gospel text – and estimate the cost of seminary, to see whether I had enough to complete it: the tens of thousands of dollars to cover tuition, books, rent and utilities, food and gas, and all the moving around I would have to do. Following a call to seminary is an expensive undertaking, and not one to take on without first considering the cost.

Antes de mudarme a Chicago, tenía que sentarme a calcular el costo del seminario – igual que el hombre en nuestro texto que quería construir una torre – para ver si tuviera suficiente para terminarlo: decenas de miles de dolares para cubrir la matrícula, libros, renta, utilidades, comida y gas, además de tres mudanzas. Es caro seguir una llamada al seminario, y por lo tanto hay que considerar primero el costo. Continue reading “Sermon: Costly Journeys”

Sermón: La división que nos une

BLM_LetterheadDomingo, 14 Agosto, 2016
Iglesia Luterana Nueva Esperanza, Aurora, IL

Lucas 12:49-56
“He venido a traer fuego a la tierra, y ¡cómo quisiera que ya estuviera ardiendo!  Pero tengo que pasar por la prueba de un bautismo, y ¡cuánta angustia siento hasta que se cumpla!  ¿Creen ustedes que vine a traer paz a la tierra? ¡Les digo que no, sino división!  De ahora en adelante estarán divididos cinco en una familia, tres contra dos, y dos contra tres.  Se enfrentarán el padre contra su hijo y el hijo contra su padre, la madre contra su hija y la hija contra su madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra su suegra.”

Luego añadió Jesús, dirigiéndose a la multitud:“Cuando ustedes ven que se levanta una nube en el occidente, en seguida dicen: ‘Va a llover,’ y así sucede.  Y cuando sopla el viento del sur, dicen: ‘Va a hacer calor,’ y así sucede.  ¡Hipócritas! Ustedes saben interpretar la apariencia de la tierra y del cielo. ¿Cómo es que no saben interpretar el tiempo actual?”

Muchos pastores están ausentes este fin de semana para asistir a la asamblea de la iglesia Luterana en Louisiana. Me imagino que muchos de ellos están pensando la misma cosa en este momento: “Gracias a Dios que no tengo que predicar sobre este texto!”

Estos ocho versículos de San Lucas están entre los más difíciles del Nuevo Testamento. No estamos acostombrados a escuchar palabras tan severas y divisivas de nuestro Señor Jesús. Lo vemos siempre como el Príncipe de Paz, el buen Pastor que junta a las gentes. Es el Salvador que sana a los enfermos y manda que nos amemos. ¿Qué pasa con este texto? ¿Puede que Cristo estuviera de mal humor? Continue reading “Sermón: La división que nos une”

Sermón: Orando sin cesar

Domingo, 24 Julio, 2016
Iglesia Luterana Nueva Esperanza, Aurora, IL

Lucas 11:1-13Julius-Caesar-Find-Dutch-Battle-Site-Where-Roman-Emperor-Killed-150000-People
Un día estaba Jesús orando en cierto lugar. Cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: —Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos. Él les dijo: —Cuando oren, digan:

“Padre,
santificado sea tu nombre.
Venga tu reino.
Danos cada día nuestro pan cotidiano.
Perdónanos nuestros pecados,
porque también nosotros perdonamos a todos los que nos ofenden.
Y no nos metas en tentación.”

Supongamos —continuó— que uno de ustedes tiene un amigo, y a medianoche va y le dice: “Amigo, préstame tres panes, pues se me ha presentado un amigo recién llegado de viaje, y no tengo nada que ofrecerle.” Y el que está adentro le contesta: “No me molestes. Ya está cerrada la puerta, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme a darte nada.” Les digo que, aunque no se levante a darle pan por ser amigo suyo, sí se levantará por su impertinencia y le dará cuanto necesite.

Así que yo les digo: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

¿Quién de ustedes que sea padre, si su hijo le pide un pescado, le dará en cambio una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!

Me encanta este imagen que nos presenta Lucas: de Dios como un padre cariñoso. Dios es generoso y compasivo y quiere darnos cosas buenas a nosotros sus hijos. Y Jesús demuestra que nuestro padre celestial ama aún más a nosotros, sus hijos, que cualquier de los padres humanos más devotos. Solo hay que pedir, nos dice Jesús, y se nos dará. Buscamos, y encontraramos.

Claro, hay que tener cuidado cuando hablamos de este texto, porque no queremos reducirle a Dios a un cajero automático o un mago. Dios no aparece de repente con su varita mágica para cumplir nuestros deseos. Pero Dios sí nos oye cuando oramos. En nuestra lectura del antiguo testamento, vimos que Dios escuchó y respondió a las oraciones de Abrahán. Dios también responde a nuestras oraciónes, pero a veces puede ser difícil entender, ni menos acceptar, las respuestas que nos da nuestro padre celestial. Continue reading “Sermón: Orando sin cesar”

Feet are Gross: A Maundy Thursday Sermon

Maundy Thursday / Jueves Santo
March 24, 2016 / 24 Marzo, 2016
Saint Andrew Lutheran Church/Iglesia Luterana San Andrés
John 13:1-17, 31b-35 / San Juan 13:1-17, 31b-35
(English & Español)

12472454_1172194672820964_9037225417404386415_n

This semester at seminary, I’ve been taking a preaching class, and last week, one of my classmates – Denise – preached a really awesome sermon about this evening’s gospel text. She focused on Jesus’ act of washing his disciples’ feet, but what really stuck with me about Denise’s sermon was that she didn’t just preach it; she actually took off her robe, poured water into a basin, and made it very clear that she had every intention of actually washing our feet.

That kind of freaked me out a little bit. I mean, baring your feet and letting someone else touch them is awkward under the best of circumstances – but in my case, I actually have a skin infection on both of my feet and one of my toenails that’s kind of embarrassing and gross (in fact, it’s actually really hard to even admit it here), so I was mortified by the idea of taking off my shoes and socks and showing my gross feet to everyone.

In our gospel story, the disciples – especially Simon Peter – were also a little put off by Jesus’ act of footwashing. Obviously, we don’t know whether any of them suffered from any sort of skin infection, but after roaming around the streets of Jerusalem and the Judean countryside in sandals, it’s a pretty safe bet that their feet didn’t exactly smell like roses. It’s understandable when Peter declares to Jesus, “You will never wash my feet.” Continue reading “Feet are Gross: A Maundy Thursday Sermon”

Sermon: Predicando a los Zorros / Preaching to the Foxes

Domingo, 21 de febrero, 2016
Segundo Domingo de Cuaresma
Iglesia Luterana San Andrés, West Chicago, IL
San Lucas 13:31-35 
(English translation follows below)

Cristo y los fariseos

Jesús está predicando en Galilea, sanando a la gente, y expulsando demonios cuando los fariseos se acercan a él. Le amenazan a Jesús, diciéndole que Herodes quiere matarle, y le mandan que huya de la región. Pero, increíblemente, Jesús no les hace caso. De hecho, llama a Herodes un zorro y hasta sarcásticamente sugiere que Herodes lo busque en tres días para matarlo a Jesús en Jerusalén. Continue reading “Sermon: Predicando a los Zorros / Preaching to the Foxes”

Sermon 10: Little Seeds of Love / Semillitas de amor

(Se encuentra el texto en español más abajo)

Sunday, November 22, 2015
Christ the King Sunday
St. Andrew Lutheran Church, West Chicago, IL
John 18:33-37
33 Then Pilate entered the headquarters[a] again, summoned Jesus, and asked him, “Are you the King of the Jews?” 34 Jesus answered, “Do you ask this on your own, or did others tell you about me?” 35 Pilate replied, “I am not a Jew, am I? Your own nation and the chief priests have handed you over to me. What have you done?” 36 Jesus answered, “My kingdom is not from this world. If my kingdom were from this world, my followers would be fighting to keep me from being handed over to the Jews. But as it is, my kingdom is not from here.” 37 Pilate asked him, “So you are a king?” Jesus answered, “You say that I am a king. For this I was born, and for this I came into the world, to testify to the truth. Everyone who belongs to the truth listens to my voice.”

11248945_10154335031654348_3395363386277357293_nYou can hear Pilate getting frustrated with Jesus in their conversation in today’s gospel reading. Jesus is dragged into Pilate’s office by an angry mob who demand his death. Yet, despite this, after hearing the case, Pilate can’t seem to find anything that Jesus has done wrong. He questions Jesus about why the chief priests of his own people have handed him over, but Jesus’ answers are maddeningly unhelpful. Jesus talks about his kingdom, but refuses to admit whether he is really a king or not. “My kingdom is not of this world,” Jesus says. Pilate must have wondered to himself, “Just what kind of a king is this guy?”

Today, we ask ourselves the same question, as we celebrate this Christ the King Sunday. Just what kind of king is this Jesus that we follow? Continue reading “Sermon 10: Little Seeds of Love / Semillitas de amor”

My ninth sermon / mi novena sermón: Breaking up with Stuff / Para Dios, Todo es Posible

(Both English and Spanish sermons can be found here)

Marcos 10:17-31
Iglesia Luterana San Andrés en West ChicagoSábado, 10 de octubre; domingo, 11 de octubre

PART_1444519311655_IMG_20151010_123014“Gloria a ti, Señor Jesús.” Creo que esta semana, más bien quiero decir, “¡Pero caramba, Señor Jesús!” ¿Qué hacemos con esto? Hoy nos toca leer otra enseñanza de Jesús que es un poco difícil, igual que su enseñanza sobre el divorcio en la semana pasada. “Anda, vende todo lo que tienes,” dice Jesús al hombre rico. Nosotros ni somos tan ricos, pero también nos cuesta imaginar deshacernos de todas nuestras posesiónes.

¿Por qué diría Jesús a este hombre que venda todas sus cosas? No vemos en el cuento que es una persona mala, y podemos presumir que ganó sus riquezas honestamente. Además, conoce bien los mandamientos de Dios y dice que ha cumplido con ellos desde que era joven. Le pregunta muy sinceramente a Jesús que debe de hacer para heredar la vida eterna. Pero la respuesta de Jesús es que será muy difícil para él entrar en el reino de Dios. ¿Qué tan difícil? Dice Jesús que le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a los ricos – incluso este rico – entrar en el reino de Dios. ¡Caramba, Señor Jesús! Continue reading “My ninth sermon / mi novena sermón: Breaking up with Stuff / Para Dios, Todo es Posible”

My eighth sermon / mi octavo sermón: Wisdom from Above / Sabiduría de lo Alto

(El sermón en español sigue el sermón en inglés)

James 3:13-4:3, 4:7-8a
Mark 9:30-37
St. Andrew Lutheran Church in West Chicago
Sunday, September 20, 2015

Good morning! I have to say, it’s a little intimidating to be standing up here after that tongue-lashing from last week’s reading from James: “Not many of you should become teachers, my brothers and sisters, for those who teach are judged with greater strictness. And all of us make many mistakes.” Well, I can promise you I’ll make at least a few of those, haha.

All throughout James’ letter, he is very straightforward in pointing out our human brokenness and our tendency to sin. That’s not the kind of stuff that’s always very pleasant to read or hear. But James isn’t writing these things in order to make us feel bad about ourselves. Neither is James writing to give us a reason to think better of ourselves than others. Rather, James is trying to inspire us to live more deeply into relationship with God. Continue reading “My eighth sermon / mi octavo sermón: Wisdom from Above / Sabiduría de lo Alto”

Blog at WordPress.com.

Up ↑